Geoparque Unesco

9 Los ríos trenzados (La Serreta de Aínsa)

Los ríos trenzados (La Serreta de Aínsa)

Localización La Serreta de Aínsa., Detrás del Castillo de Aínsa, hacia el cementerio y con vistas al río Cinca.

Coordenadas. 264497 4701151 31 N

Textos Esperanza Fernández (Geopage)

Históricamente, los ríos han aportado elementos vitales para los seres humanos: agua para beber, mover molinos, lavar y regar; comida en forma de peces y crustáceos; maderas, mimbres y plantas medicinales de sus riberas; gravas y arenas para construir; transporte de personas y mercancías … Pero sólo recientemente hemos empezado a entender que los ríos tienen una dinámica propia que se modifica, en ocasiones de forma drástica, por estas actividades humanas. Un ejemplo es el río Cinca

.

El río Cinca

Como muchos ríos de Pirineos, el Cinca es un río trenzado: durante los momentos sin crecidas, el agua circula por varios canales separados entre sí por acumulaciones de sedimentos (barras o islas) que pueden estar colonizadas por vegetación. Son ríos inestables e imprevisibles, a menudo sujetos a avenidas que modifican, en tan sólo unos días, las dimensiones y forma de los canales y barras.

Los ríos trenzados se forman cuando el agua acarrea gran cantidad de materiales de tamaño grueso (con diámetro mayor de 2 mm, llamados gravas). En el Cinca, estas gravas proceden de dos lugares: 1/ los depósitos dejados por los antiguos glaciares que ocuparon la actual cabecera del río, y 2/ los sedimentos procedentes de la erosión de las rocas blandas (margas) que forman el sustrato en torno a Aínsa.

El río transporta los materiales gruesos durante las crecidas. En el Cinca, estas se producen en primavera y, sobre todo, durante las lluvias otoñales; invierno y verano son momentos de estiaje.

El río Cinca desde La Serreta de Aínsa. Fotografía: Ander Gómez.

Canales y barras, algunas colonizadas por vegetación, en el río Cinca. Al fondo de aprecian los materiales turbidíticos (gris) donde el río ha excavado su cauce y la terraza (tonos ocres y rojos) que está formada por depósitos del propio río en una época anterior a la actual. Fotografía: Esperanza Fernández.

El Cinca y la historia humana

Un río trenzado requiere dos elementos: aportes de sedimentos y crecidas. Cualquier cambio en ellos, modifica la dinámica del río. Un ejemplo es la historia reciente del río Cinca.

¿Sabías que ….?

Para estudiar el cambio del río Cinca se analizan las sucesivas fotos aéreas de esta zona, siendo la primera de 1957. Así se ven cambios en la forma, tamaño y localización de las barras. Sobre todo, se observa que, a partir de 1990, aumenta espectacularmente el número de barras colonizadas por vegetación. Esto indica que el río es incapaz de movilizar los sedimentos que forman estas barras y que, por tanto, está perdiendo su dinámica de río trenzado.

Barras colonizadas por vegetación en el río Cinca. La presencia de esta vegetación indica incapacidad del río para mover los sedimentos que forman las barras y, por tanto, pérdida del modelo de río trenzado que ha caracterizado el Cinca en épocas históricas anteriores. Fotografía: Esperanza Fernández.

Ortofoto del río Cinca en las proximidades de Aínsa. Las fotos aéreas y las ortofotos se utilizan para estudiar la evolución del río en las últimas décadas (aproximadamente desde 1950, momento en que comenzaron a hacerse las primeras fotos aéreas). Fuente: Centro Nacional de Información Geográfica.

Recomendaciones para tu visita al Geoparque de Sobrarbe-Pirineos

  • Visitas seguras, experiencias inolvidables. Existen empresas colaboradoras del Geoparque donde poder contratar guías especializados para hacer de turecorrido,una visita con seguridad y una experiencia única
  • Respeta los afloramientos geológicos: no reocoger material geológico ( fósiles...) ni arrancar muestras de minerales ni rocas, aprovechad los trozos desprendidos

Avda. Ordesa 79. 22340 Boltaña. Huesca. 974 518 025.